quienes somos

La historia de Genuino es una historia de crecimiento. Del crecimiento de una marca y de sus clientes; del crecimiento de Lizzie Tippach, su creadora y de un sueño que sigue vivo como al comienzo.

Todo empezó hace 20 años, cuando Lizzie terminó su carrera de arquitectura y decidió tomarse “un ratito para hacer otra cosa que la apasionara”. Se adentró entonces en una de las cosas que desde la adolescencia la habían conquistado: el tejido.

Fue allí cuando se dio el tiempo para dejar volar su creatividad y dedicarle horas, paciencia y mucho amor, a prendas que diseñaba para bebés, ya que para ella, le permitían crear con ternura y delicadeza, infaltables detalles que mantiene hasta el día de hoy.

Con el tiempo, Lizzie se dio cuenta de que cada trabajo terminado no solo era una prenda, una mantita, un vestido, un abrigo, sino también, una oportunidad para conocer gente nueva y ser parte de sus vidas, vistiendo sus momentos más importantes: un nacimiento, un bautismo, un cumpleaños… cada ocasión era para ella una satisfacción que la impulsaba a seguir adelante.

Y así, ese “ratito” se convirtió en años que fueron sumando y sumando, viendo nacer de una forma casi orgánica, la marca Genuino.

Un crecimiento natural

20 años después de esa decisión que tomó Lizzie, Genuino se ha consolidado como una de las marcas nacionales más importantes del rubro infanto-juvenil. Ha crecido en equipo, en infraestructura y en tipos y categorías de productos, sin perder nunca su esencia.

Los detalles hacen única su estampa, su estilo, artesanal y genuino, como Lizzie misma lo describe, es el motivo por el que familias enteras acuden a la tienda y al atelier, para encontrar esa prenda perfecta para el momento inolvidable que marcará sus vidas.

Cada diseño es exclusivo, fruto de un trabajo creativo y puro combinado con el esfuerzo de todo un equipo.

De materia prima, confección y corazón local, Genuino ha crecido como han crecido sus clientes y ha conquistado nuevos espacios como ellos, madurando y aprendiendo en el camino. Por eso, hoy es herencia y es trascendencia.

El motor de este crecimiento ha sido siempre la pasión, la creatividad el combustible, y la guía, la persistencia y el coraje de quien no baja los brazos, tiene alma inquieta y un gran amor por lo que hace.

Te invitamos a conocer Genuino, la marca que vive contigo.